Convocatoria del concurso

miércoles, 30 de abril de 2008

Aquí se presenta la segunda edición del concurso de Micro-Relatos de Literatura en Murcia.
Tras el impresionante éxito de participación en la primera edición, queremos volver a invitar a todos aquellos amantes de la escritura y la Literatura a que nos dejen sus micro-relatos y participen.

II CONCURSO DE MICRO-RELATOS SOBRE “UNA DESPEDIDA”

Bases:
.- La dinámica de concurso será igual. Se presentarán todos los micro-relatos en los comentarios de ésta entrada o en las sucesivas.
.- Se pueden presentar tantos textos como se quiera.
.- El plazo máximo de entrega es el 7 de mayo.
.- De nuevo el máximo de palabras rondará las 100.
.- La fase final será igual. Se publicarán los diez finalistas y posteriormente se dará a conocer el nombre del ganador.
.- En esta ocasión la temática será sobre “una despedida”. Un adiós, hasta pronto o hasta nunca. Se trata se expresar alguna situación de este tipo.
.- * A la vista de relatos anónimos, se advierte que es igual que en la primera edición, hace falta ser usuario de Blogger para participar. Y por favor, no excedan en mucho las 100 palabras.

Premio:
.- Debido a la retirada de nuestro patrocinador, el premio en esta ocasión es bastante similar al anterior.
.- El reconocimiento popular de saber expresar de la manera más humilde un pequeño fragmento de Literatura. Y un poquito de reconocimiento de la gente… que siempre viene bien.

Pues aquí queda todo dicho. Si tienen alguna duda, pregunta o sugerencia, no duden decirlo. Todo será bien recibido.

Muchas gracias por todo y suerte a todos los participantes.

42 comentarios:

amparito dijo...

adiós
este será el último mail q t envíe
me cuesta hacer cosas q no deseo
me cuesta ser sensata
pero pienso q es lo q debo
me alegra haberte conocido así, por casualidad
seguro q el "destino cruel" hará q nos volvamos a encontrar...
ha sido bonito (mientras duró), intenso, loco y apasionado este amor cibernético nuestro hecho a base de relatos por entregas...
pero ha llegado el "Fin" y con el mi adiós.
bsos, todos los posibles
te deseo lo mejor,
Ampa
Pd.-...y gracias, siempre gracias

lahistoriadenadie dijo...

Hola! Gracias por pasarte, me ha parecido interesante la idea así que aquí dejo un texto!


"Tus medias tintas se terminaron rompiendo y junto con mis muñecas sangrando
hicieron del suelo un lienzo sobrecogedor. Con valor, mueren las palabras que jamás escuché
yaciendo ahí, junto a mí, manchándose los acentos
sus manos delicadas; gritando en silencio me agarran y me atan a ti mientras vas desapareciendo. Te quedaste viendo a la pared volverse gris y yo corrí detrás arrancándome los latidos, resbalándome; pronunciando el nombre que maldigo cien veces y una más; comiéndome tu espalda con la mirada, esa que no volveré a catar jamás. Nos quedamos suspendidos en el segundo que marcaría el final de un camino sin vuelta atrás."

-Marta-

Any dijo...

Di dos pasos más, pero cambié de idea a mitad del segundo y me tambaleé. Las lágrimas se negaban a acompañarme. ¿Cómo no lo había aceptado todavía? Después de todo ese tiempo, todas las charlas con los amigos y la familia, después de todo...
Apreté la rosa con más fuerza, hasta que las espinas se clavaron en mi piel hasta lastimarme. Ni me miré. Caminé hasta la lápida y dejé caer mi regalo, empapado por mi sangre, por tu sangre.
Y tras decirte con voz apagada: "Adiós, papá". Las lágrimas comenzaron a brotar de mis ojos, aliviadas de su prisión.




Un placer continuar participando. Ya estáis incluidos en mis marcadores, pero agradezco los avisos. Y haré lo posible por continuar siendo merecedora del puesto de finalista. Un saludo.

Cynthia Leirós dijo...

Su mirada serena y calma, palpitante al compás del tiempo, la buscaba entre aquellos sueños turbios y olvidados. Sueños que, como un soldadito que hubiese sido puesto en primera fila, se mostraron sumisos a su destino. Pero ella no era rostro de carnicería.. ella era Vida, Amor, grata Compañía.
Se volvió silencioso hacia el cuartel, e imagino una despedida. Cerrados los ojos y habiéndose suicidado en silencio sus últimas lágrimas, se arrodilló ante el tiempo, el lugar.. y el último suspiro, quizás, de su recuerdo, y de su mirada.. aferróse a ella, y cogiendo de la mano al viento, entregó su poesía barata.

Cynthia Leirós dijo...

Mientras escavas mi mirada intentando hurtar mi pensamiento, esquivo a escondidas tus intenciones. Así, asiéndote de la mano, puliendo futuros daños y trabajando valor centenario, se me escapan tonterías, cual el niño indeciso y confuso, bañado de amor de verano.
Pero he de hacerlo, pues no te amo.. mis palabras son dardos mal clavados, y te hacen llorar. Tu mente de niña con horizonte poblado y manso, me asustó. No sabía qué hacer, sin provocar más daño. Te giré el rostro, y secando tus lágrimas te di un abrazo.
Lo siento, niña.. nunca me enseñaron a materializar las despedidas que me aferraban a la vida.

Any dijo...

- Si te vas, ni se te ocurra volver.

Me gritó cerrando de un portazo.

- Bueno- susurré encogiéndome de hombros-. Ya no lo tenía pensado.

Recogí las prendas que me había tirado a la cara y las guardé en la maleta. Suspiré y sonreí al mirarme en el espejo. Sólo quedaba una última foto por recoger, la de mi chica. Por ella hacía todo esto. Por ella me despedía de mi vida de siempre.

Salí de la habitación y me crucé con ella en el salón.

-¿Sigues pensando en irte con esa?

-Adiós, mamá.

Y me fui.

veinteañera dijo...

Creo que antes de irme de puente voy a participar, es una entrada que ya publiqué en mi blog, pero que adapto para la versión micro de este concurso.
Gracias por pasarte y comentármelo, me parece un idea interesante. El título de este microrelato podría ser perfectamente un Hasta nunca

- Mírate, no se que es mas triste, comprobar lo poco que te queda para desplomarte, o recordar que todavía te quiero - le recrimina enojada-. Me marcho, ni hoy ni nunca seré para ti. Me lo he prometido... - y calla en silencio, el humo de aquel sitio la ahoga-. Merezco algo más que un par de noches de exceso con un chico guapo. - Intenta convencerse para no arrepentirse mañana, cuando la resaca la devuelva a su propia vida y despierte sola.
- Ah querido, solo una última cosa... se un caballero y llámame un taxi.
Se marcha, coge su diminuto bolso y se va.
Ya a salvo en el asiento trasero de aquel taxi se descalza, los tacones la están matando...


Saludos^^

Juncal dijo...

Mi aportación:-)

"Recordó el “Drama del Desencantado” apretando los labios. Estaba en lo alto de una azotea desconocida, buscando desesperadamente una razón para no hacerlo. Pensó en lo que no tenía, y una pequeñísima lágrima ensayó cómo sería estrellarse contra el suelo desde allí.

El sol se agotó sobre el horizonte convirtiéndose en un líquido pegajoso que desaparecía diciendo adiós. Ni una puesta de sol como aquella merecía la pena. Pero el Desencantado no tenía nada que ver con él y al pensarlo se llenó de una vergüenza extraña.

Entonces, alejándose del borde, entró en el edificio y bajó hasta encontrar una puerta cualquiera. Tal vez allí le salvasen.

Tocó al timbre hasta que abrieron."

Juncal dijo...

Otro pequeño intento:

"
La repitieron mil veces que llevar todo el día una sombrilla abierta era una tontería. Pero ella no escuchó tales advertencias, fingiendo no percibir las miradas con que la gente juzgaba su absurda fantasía. Si se daba la ocasión perfecta que ella jamás se cansaría de esperar, ganaría mucho.

Suerte. Se levantó un vendaval el día de su cumpleaños y el viento elevó su sombrilla varios metros, con ella colgando de su extremo. Del impulso repentino dejó resbalar al suelo su “Cinco semanas en globo”, que se volcó sobre la acera.

Ella continuó volando lentamente en círculos, hasta que se convirtió en un punto diminuto entre las nubes desdibujadas y, luego, desapareció."

José Hernández dijo...

VERANO EN JACKSONVILLE

Se despidieron con simples tópicos. “Te echaré de menos”, “estas semanas han sido geniales”, “nos mantendremos en contacto”. Luchaban contra sus sentimientos. Sabían que se terminaba una etapa de sus vidas que no podrían recuperar, pero se resistían a aceptarlo. Tom se marcharía al frente, y Susan comenzaría sus estudios universitarios en la costa Oeste. Sus caminos comenzarían a divergir conforme conociesen a otras personas. De alguna forma, guardaban la esperanza de que el mundo no les cambiase demasiado.

Al verano siguiente, Tom volvió a la playa con dos dedos menos. La casa de Susan permaneció cerrada todo el mes.

enrique dijo...

-Te extraño-
Hace tiempo, no tanto como para olvidarme aun, mi cuerpo estaba lleno de sensaciones confusas, de realidades diversas,de ensoñaciones conustantes, de locura inminente.
Todo sobre ti me invadia, tu olor, tu esencia, tu alma, pero para ti era distinto, era odio, asperezas incluso asco.
Aun duele en mi corazon el recordar el dia que nos dijimos adios y cruzaste de acera y la niebla te aparto de mi.

iReNe dijo...

Sin decirte
La aguja del reloj marca las cinco, pero el tiempo no es el culpable de verte marchar. “¡Venga, vamos!”, y el perro te sigue, contento, y te vas con una sonrisa y con un hasta pronto, hasta luego o hasta dentro de otro mes. Ni tú sabes cuándo me volverás a querer ver. Tengo tantas cosas por contarte, pero no te detengo. Me quedo a un paso de la estación tiritando a causa de este vacío, sin decirte que alargarás esta noche hasta la eternidad si te vas. Sin decirte que mañana abriré los ojos sin tu olor, y sin decirte que entraré por la puerta principal. Y tú nunca estás.

book-fu.com dijo...

Eran más de las cuatro; Frank me alcanzó el móvil y oigo Lindwa ¿me owyes? Era Joe; sonaba como… Como en un túnel. Digo, ¿qué haces en Bolivia, Joe? ¡No puedes rodar allí y es definitivo! Figúrese usted, su señoría, nuestro acuerdo ponía en claro que sólo países con océano. Ya sabe, por eso de que un surfista debe hallar su dinero en el mar y blah blah…bueno, el rollo legal de siempre. Luego grité mi revista no pasará otro año en seco y lo sabes, filibustero! Intentaba convencerlo. Después lo dije de buenas pero no hizo ni caso. Al final mi pobre Frank se volteó a ver; daba un cuarto para las cinco y me hizo caras, quería dormir. Linda, dije para mis adentros, ¡sécalo ya!, lo has hecho antes… ¡¿Sabes qué Joe?, haz lo que te plazca! me salió a los gritos. ¡Quédate en La Paz o vete al infierno si gustas; Hawaii tiene un sitio y es bajo este culo! ¡Húndete!

enrique dijo...

-Crepúsculo-
Comentaban sobre aquel lugar, un prado verdoso de aire puro, con un rio pequeño pero caudaloso,siempre lleno de pequeños peces,aquel molino que se hallaba a lo lejos movía sus interminables aspas lentamente, el cielo parecia apagarse aquella vez, el sol ocultandose poco a poco dibujaba una linea anaranjada sobre el fondo y lo mas bonito de todo, que lo disfrutaron en soledad, sin nadie alrededor que los molestaran.
Todos recordamos como nos dolio despedirnos de ese lugar tan pintoresco y bello.¡Adiós La Mancha Adiós!

Cynthia Leirós dijo...

Una despedida materializada en una estampa. Un poblado. Lágrimas cristalinas buscaban contraste en el rostro de un niño negro, y en el desconsuelo de su madre.
Se llamaba Tom, y a sus cuatro años comenzaba ya su dura vida de pequeño soldado.
Se tornó valiente. Su mirada se colocó al frente mientras sus pies avanzaban, dejando a su mamá sin el único motivo que la sustentaba. El camino lo hizo hombre de la noche a la mañana. El niño que reía en libertad era ahora el que ahogaba lágrimas.
Me miró. El azabache pintado con su inocencia hizo mudar mi conciencia. Fue una despedida de soldado humillado.

Anónimo dijo...

Tom esperaba en la puerta de la estacion, hacia frio y llovia, su rostro frio y palido le delataba. Sono el reloj. Doce campanadas.Doce momentos,que pasaban. Doce recuerdos interminables para olvidar la traicion de judas que acechaba.
Subió al tren, para no volver. Adios dijo Tom a su pueblo que le vio nacer. Volveré le dijo a su madre y no volvio.
Tom nunca mas volvió, el trabajo y una niña, fueron bastantes para consumar la traicion que le acechaba ese triste dia de las doce campanadas.
Ley de vida la de las doce campanadas.

Jesús G. L d G. chusguevara

Malicia Cool dijo...

Gracias por invitarme a participar, Raúl. El mío es un poco "fuerte", pero es así; así es Malicia Cool!!

Que os guste.

¿Adiós?

Gerardo se acercaba a ella con la polla, laxa, en la mano. Fuera, una tarde otoñal de fines de noviembre, gris, fría y lluviosa. Dentro, en cambio, el ambiente era íntimo y cálido, como el que sólo saben crear dos personas que se conocen hace mucho, mucho tiempo. La cara de él es atractiva, experimentada, pero también vencida por años quizá demasiado vividos. Ella es algo más joven, pero todos esos años los ha atravesado también con él. No hacen falta palabras, pues Silvia lee en su cara: “Se va a morir, ¡¡se nos va a morir, por dios!! ¡Qué injusticia más enorme...!”. Tras esa angustiada alocución no pronunciada, ella se sienta en el mullido sofá color mostaza de modo que su cabeza queda a la altura del pubis de él; le arrebata el miembro dulcemente y se lo lleva a la boca, a sus mejillas, al hueco de su cuello, hasta que éste crece y se inflama poderosa y orgullosamente como un sol, como una luna... “No sufras, mi amor, nunca, nunca, morirá porque nunca, nunca, permitiremos que nuestro amor muera de hambre”.


Por Alicia Navarro Mañas ("Malicia Cool").

Anónimo dijo...

La figura divina visionaba la escena. Pretendía dominar las acciones. El anciano hombre golpeaba despóticamente al resto de su familia. Vesta empezó a desprender luz sin fe en ciegos avisos. El mobiliario se desplomaba, diluvio de astillas durante un largo tiempo. Los ojos del anciano cayeron en el negro por completo, se dieron la vuelta y sólo se podía ver a si mismo. El hombre se hundió en su miseria y del resto… el Caos se adueñó de todos. Las manchas de la pared se lo comieron a él y a su familia.

Literatura en Murcia dijo...

Antes de nada comentar que los textos que se excedan por mucho de las 100 palabras, y los que no tengan propietario localizable, no podrán ser valorados.

Así se presentaron las bases en el primer concurso, y en este segundo se dijo que eran las mismas.

Saludos

Fernando Romero de Torres dijo...

hola!!
por fin una pagina de literatura para poder escribir mis pensamientos..

Me gusta la idea de estos encantadores y adorables personajillos..del mundo del periodismo...


P.D: mil gracias Tam..

Cynthia Leirós dijo...

LOS PEQUEÑOS DETALLES, CREAN PEQUEÑOS MOMENTOS-

El gusto es mío –dijo-, y con una reverencia mal hecha saltó al palco, ahora vacío por ser un día de entre semana. Ella río por la ocurrencia o por la tontería, o quizás por la ocasión y por el momento, por el lugar y por el tiempo.. eran disparatados.

Imaginó a su figura atrevida, esquivar su timidez.. y toda su vergüenza.. y correr, de tal manera que sus intenciones le dieses alas para ir junto a él.

Bailar con las luces encendidas y sin música era algo que pocas personas sabían hacer.. Pero su fantasía se estrelló al pisar escenario y realidad de una sola vez.

(el título no cuenta como número de palabras, verdad?? sino dcídemlo!!! :D )

Cambio de ideas dijo...

Muchos años han pasado y jamas he visto la mas minima chispa de amor en tus ojos hacia mi, solo una promesa guarde en mi corazon, poder decirte lo que siento en mis ultimos minutos de vida, el dia ha llegado y mis ojos aun llenos de lagrimas espero que entres por esa puerta y digas que me amas, pero ya esta tarde mi tiempo ser termino y no pueo amarte mas por que no existe ser inmortal en este mundo, pero si existe una vida mas alla de esta, debo decirte que si aun mi conciencia sige intacta, te seguire amando, igual que durante todos estos años....

enrique dijo...

-Escuchando tu interior-
Hace tiempo que le dije a mi espiritu adios,que no queria saber nada mas de mi propia existencia, que queria ser otra persona, que queria olvidar mi pasado y borrar mi futuro y crear un nuevo presente, tener una nueva personalidad, en sintesis, ser una nueva persona.
Hasta que un dia cualquiera una amiga me dijo, ¿Y por que no miras en tu interior antes de huir?¿por que no das otra oportunidad, en vez de creer que no tienes nada en tu camino?.
Eso hice y mi interior gritaba que queria morir, y asi pasó.

Suntzu dijo...

Gracias por la invitación. Me he pasado tarde, pero si me viene la inspiración en 48 horas, me apunto.

Any dijo...

Recuerdo haber permanecido inmóvil mirándola mientras se iba. Esperaba volver a verla, pero esa fue la última vez. Ni siquiera pude despedirme... Por eso lo hago ahora, precisamente ahora… Ahora que ha vuelto.

Quedarme supondría volver a caer en sus ojos risueños, en su sonrisa serena, en sus cálidos abrazos... Y ya no quiero. Ya no puedo. Porque no fue ella la que me rompió el corazón en mil pedazos, pero si fue la culpable de los primeros pasos hacia la derrota.

Por todo ello, esta vez soy yo la que sube al tren y agita la mano diciendo adiós.

TWO dijo...

Una propuesta sencilla a la par que interesante. Dejadme pues que participe con este texto que titulo;

ADIOS SIRENA

Amanece en mi isla.
La noche anterior fue la última. Las horas oscuras nos depararon un encuentro de sexo marino, de talásica y salada lujuria sobre un lecho de algas.
Ya por la tarde, ambos nos olíamos lo peor. Con ese tufo que tiene lo inevitable, paseé con los pies húmedos del brazo de mi sirena de ojos glaucos, mientras ambos respirábamos aromas de desgraciada despedida. Nos queremos y eso hace más espesa cualquier ausencia.
Recuerdo que antes de marchar me besó. Y haciendo con su cola una graciosa pirueta en el aire, se zambulló para siempre en el mar, dibujando en su soñado rostro una sonrisa melosa y pícara.


Raúl.

mar dijo...

Y aqui sigo en mis pensamientos, aún sigo sin saber, cual fué el momento exacto de la despedida.

Aún sabiendo que te queria, aun sabiendo que estaba a tu lado..que de lejos te sentia.

Quizas fue porque tu corazon y el mio, apenas se entendian.

Si yo te daba amor, el tuyo no lo ofrecia, si necesitaba de un te quiero, el tuyo no respondia..

Y aqui quede para siempre, entre mi soledad y yo, y una triste despedida.

Chao amor, mi corazon se despide de ti, para el resto de tu vida.

mar dijo...

Y fue que guarde en mi maleta, cada uno de mis sueños, cada una de mis esperanzas.

Y fue que el destino quiso que te dijera adios, en ese preciso momento.

Y fue que mi maleta ya no tiene cabida para los dos.

Me voy, no sin antes dejarte un adios, un...¿hasta luego?..

Que de nuevo me despido de ti, de nuevo emprendo mi viaje, con una maleta cargada de esperanzas y sueños...

Soros dijo...

Sé que hay lugares en los que estuvimos por otros. Cuando ya han desaparecido, nuestra presencia allí sólo sirve para el dolor y debe ser excusada. Siempre los recordaré con cariño, pero ahora sé que, aunque creí que lo fueron, no son mis lugares. Los dejo adrede para irme a ningún sitio. Y, si lo pienso honestamente, no creo que tenga ningún lugar propio donde ir mas que el hueco, si acaso, del corazón de quien me ama.

Cynthia Leirós dijo...

Las canas comenzaron la conquista de mi juventud hace ya unos cuantos años. Mis manos, siempre dispuestas a dar y a cosechar lo aprendido, hoy no pueden más que aceptar el presente y aferrarse a la vida… quizás mañana ya no esté contigo para instruirte, pequeño.

Los ojos que hoy te envuelven con ternura, te harán llorar… pero recuerda, yo no soy lo único que tienes. Las historias que te he contado, mis experiencias, son una base sólida para un comienzo arriesgado. Te enfrentas a la vida. Mímala, critícala, ámala, y nunca nunca la pierdas de vista.

Con amor

enrique dijo...

Creador de tecnologia, exterminador de la naturaleza, manipulado por la codicia, anestesiado por la pereza, asi eres, ser humano, algo que nace y perece, alguien al quien odiar y amar,alguien al que respetar y admirar y tambien al que repudiar y expulsar sin decir adios de este universo.

ana dijo...

Cogió el revólver con su mano derecha, le quitó el seguro y se disparó un tiro en la sien. Cuando la sangre comenzó a caerle sobre las manos y aún un hilo finísimo le ataba a la vida, tuvo ganas de dar marcha atrás. Abrió sus ojos con esperanza de haber errado pero todo era ya del color de las cerezas.
ana

amparito dijo...

Estaba acostumbrada a decir adiós en el hotel de lujo donde ella trabajaba.
Pero él era diferente. No podía decirle adiós. Lo sabía.
Desde el momento que lo había visto en la recepción y sus miradas se cruzaron.
En todos y cada uno de los lugares por los que ella pasaba se cruzaban una mirada de mutuo reconocimiento.
Miedo. Su alma estaba llena de dudas.
Se decidió. No le delataría a cambio de que compartieran sus vidas.
Al fin y al cabo, eso lo sabía, él aunque fuera el criminal más buscado de la historia, también era su alma gemela.

Javier Cid dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Javier Cid dijo...

Sumidos en un eterno abrazo, mientras suena para nosotros la canción del más profundo silencio, el tiempo se detiene regalándonos este instante. Enjugando nuestro llanto, con un beso sellamos el momento, en el que no nos decimos “adiós”, sino… hasta pronto. Y con el corazón encogido, te veo desaparecer en el infinito. Se que volveré a verte pronto, pero no puedo evitar que un río de lágrimas adornen el momento en el que, mientras me marcho, te digo “amor mío, hasta luego”.

Soros dijo...

Al llegar el tren, me preguntó si tenía billete y dinero. Billete y 80 pesetas. Pero, ¿cómo consienten que un crío se vaya así a Francia?, y, conmovido, sacó su cartera y me dio cuanto tenía, 800 pesetas. Luego me abrazó y se dio media vuelta porque no quería que le viese llorar. Mi imagen, con un traje arreglado y teñido de negro que había sido de mi padre, y mi pinta de crío decidido evidenciaban un audaz desamparo. Mi tío no se volvió pero agitó la mano porque sabía que le estaba mirando. El tren dejó la estación de mi ciudad y se metió en la noche.

JD dijo...

Una lágrima furtiva quiso salir de sus ojos al rescate. Un salvavidas inútil. Ya hacía mucho tiempo que el barco se había hundido.

Soros dijo...

Un viejo muriendo me inspira la misma ternura que un recién nacido. Ambos emanan idéntica indefensión. He tardado en descubrir esta simplicidad o, mejor, en observarla. Quizás morir sea un regreso, tras el meritoriaje de la vida, a la infancia inocente sin recuerdos, un retorno definitivo a la primera patria de la que todos fuimos exiliados forzosos.
Eternamente vivos mientras se vive, incapaces de imaginar otra cosa. Sin embargo la muerte es un instante, pero es definitiva. Sabemos que morirán y moriremos pero no somos capaces de asumir, así, de pronto, la firme e inapelable despedida.

Any dijo...

El frío viento del mar arrancó las lágrimas de sus ojos, haciéndolas surcar las pálidas mejillas. Ni se movió. Permaneció sentada frente al murmullo de las olas contra las rocas, con los brazos rodeando las rodillas.

Había decidido despedirse de todo esa misma tarde. El mar la abrazaría con dulzura, como nadie nunca lo había hecho.

Trató de levantarse, pero no pudo, un pie se le había dormido y le hormigueaba. Maldijo y comenzó a sollozar. Pero pronto los sollozos se transformaron en risa, y la risa en carcajadas. ¿Por qué despedirse?


Cuando pudo mover el pie volvió a casa.

Sabor dijo...

DORMIR O MORIR

No despertaré hasta que ella vuelva y me laceré la piel con sus preciosos dientes blancos. Me niego.
Cierro los ojos y me anega una liviana modorra a la que cedo. En su binario vaivén de siesta remolona, alimento los recuerdos que te tengo y con ellos me siento al menos complacido. Me pesan deliciosamente los párpados y en plan bobalicón, salivo una suave sonrisa y me duermo. Y durmiendo, soy capaz de hacer el muerto en mares de arena fina mientras me acunan nanas turbadoras, pues es en mis sueños, donde dios dibujó tu boca y se le ocurrió la extravagante idea del pecado.
Desde que te fuiste mujer, te sueño, te lloro y te recuerdo.


R.A.

enrique dijo...

-El Olvido-
Elisabeth, una joven de 20 años, estaba un dia mas sentada en su habitacion, viendo como pasaban las horas en ese crudo invierno, cada copo de nieve que veia por la ventana significaba un segundo menos de vida.
El crujido de la puerta le hace saber que entro un hombre de bata blanca y gesto optimista, la invita a sonreir y la abraza mientras le dice al oido:
-"Puedes decir adios a esta enfermedad, mañana vuelves a ser libre"-
Lagrimas caian de los ojos de ambos, el suplicio habia terminado y la felicidad volvia a su vida.

mar dijo...

Llovia fuera...
Cada una de las gotas que se deslizaban por el cristal, era como cada lagrima que salia de mi corazon.

Mi corazon llora, se ahoga entre lagrimas de dolor.

No es justo, no, me niego a decirte adios...

Lo intente todo, pero todo, la rutina lo mato.
Fueron besos,caricias, te quieros, olvidados en un cajon..
Y esa promesa de amor eterno.¿A donde quedo?.

Sera un viaje de ida, la vuelta la guardare bajo llave en ese cajon, junto con cada uno de tus besos, caricias, te quieros y la promesa del eterno amor.