FINALISTAS DEL CONCURSO

lunes, 28 de abril de 2008

Una vez analizados y puntuados los micro-relatos enviados, a continuación publicaremos los diez que han pasado a la fase final. No obstante pueden ver todos los relatos enviados en los comentarios de la entrada que presentaba el concurso.

Ha sido muy duro poder valorar y tomar una decisión de entre los casi 30 micro-relatos que nos han llegado, puesto que su calidad ha quedado demostrada por todos y cada uno de los participantes.

El resultado final será publicado antes de que acabe el mes de abril.

Desde Literatura en Murcia tan solo nos queda emplazar a todos los amantes de la Literatura al próximo concurso cuyas bases serán presentadas muy pronto. Mucha suerte para el próximo y sobre todo muchas GRACIAS por participar.

En la oscuridad más humillante del mundo.Sobre barro seco, y mojado de amor reñido.Bajo su sueño y frente a su imagen...trató de recordar su último viaje, el que nunca, sin quererlo, había visto realizado.Sus ojos hablaban con gritos sordos y agobiantes; el marcapasos de su corazón arroyado por un camión verde musgo.Bajo la mirada en silencio y disimuló miedo.El viaje más importante, para el que nunca se está preparado, estaba a punto de comenzar.¿quién dijo miedo? la muerte se hace en solitario... nadie ocupará nunca ese asiento color cobre que ella descubrió a su lado.

DESPEDIDA

Me alimenté de tus labios. Me bañé en tus ojos ora calmos, ora turbulentos. Susurraste secretos en mi oído, cálidamente. Tu risa atravesó mi cuerpo, herida deliciosa que tus manos curaron con ternura. Como un niño correteé por las praderas de tu piel, subí a tus colinas, viajé a lo más profundo de tus bosques. Me perdí en ti, eternamente en ti.

Pero ya no estás a mi lado, nunca más.Así que hoy soñaré de nuevo, sólo esta vez. Y no despertaré, nunca más.Y quizá, volveré a ti.

Este es el viaje de una lagrima..
Yo soy esa lágrima, aquella que nació del dolor, y a veces de tu alegría.La que inunda tus ojos, y se desborda por la emoción.Empiezo mi viaje deslizándome por tu mejilla y muriendo en tu boca, la misma que me hizo nacer diciendo..."lo siento, ya no hay amor".No me hagas sufrir, no..prefiero morir a nacer,a que me gane el desamor..

Levantó los ojos y miró hacia el cielo. Sonreía. Por primera vez en mucho tiempo tenía un buen motivo. El aviso por megafonía atrajo su atención: estaban anunciando su vuelo. Recogió su mochila y buscó en el bolsillo su billete. Sus deportivas chirriaron cuando se dio la vuelta. Abandonó la sala de espera y caminó con lentitud hacia la puerta indicada por la voz femenina. Empezaría una nueva vida. Empezaría SU vida. Y apretando el billete entre los dedos, se perdió entre la cola de gente que aguardaba su momento, su viaje.

Su organismo imploraba descanso, pero era mediodía en Madrid. Se instaló en un hotel de la Calle O'Donell, un botones pintorescamente uniformado recogió el equipaje. Menos de tres horas después de arribar al viejo mundo le ofrecieron otro viaje. Habían sido 14 horas de vuelo desde América, pero sin dudas ni tiempo que perder se aventuró por La Mancha. Ahí fue donde le conoció. Amor a primera vista. Fascinada con su magia olvidó cansancio, cuerpo dolorido y tiempo. Lo hizo suyo al instante. Casi al ponerse el sol prometió regresar. Toledo esperaría por ella.

¡QUE CAMINE POR LA TABLA!

Una fuerza descontrolada la movía, tiraba de su brazo como si quisiera arrancárselo del cuerpo. Arrastrándola y abriéndole paso entre una marea de pieles morenas cubiertas de sudor y cicatrices, entre un estruendo de voces y risotadas graves y vacías. Y de repente el silencio y un fuerte olor a salitre que traía el frío viento.Ataron con fuerza sus manos a su espalda con una cuerda húmeda y áspera que arañaba su piel y su ánimo. Porque aunque todos morimos, pocos son los que enfrentan sanos, limpios y cuerdos la certeza de su último viaje.

El regalo de la Madre Tierra: Tenerife

Llegué y ya me estaba yendo de alguna manera. Dormirse con la rutina, de atascos, ruidos, estrés, gente. Despertarse con el mar a unos metros, la negra arena de sus playas, como los cuerpos que su eterno sol esculpe. Para ellos, yo sólo un ‘godo’. Para mí, el paraíso, un sueño. Bajar a las entrañas de la Tierra donde habitan poco más de cien amantes de sus raíces, y pasar mil curvas hasta ascender al cielo terrenal del Teide. Quedarse paralizado ante un paisaje casi marciano y despedirse con el humo tras nuestras espaldas. El regalo de la Madre Tierra. La traición del humano.

Aquel día Paula no se levantó. Aún descansaban sobre la cómoda el vaso manchado de carmín y la botella desnuda de Bombay. Su mano asía con fuerza lo único que en sus últimos días la había llenado de paz, una caja vacía de valiums. Tal vez en otra época, cuando aún trabajaba como azafata en la Continental, hubiera encajado mejor la situación; de hecho, vivir sola siempre le pareció una idea atractiva…Leona, con la mirada perdida, le acariciaba con la cola el brazo inerte y, mientras, mordisqueaba aburrida la única corbata que él olvidó… De cuando en cuando, emitía un sordo aullido deseándole buen viaje…
Cierra los ojos. No pienses. No me mires, por favor. Hagámoslo juntos. Soñemos. Hagamos un viaje, los dos. Me gustaría ser feliz, que todos fueran felices. Eso sólo lo puedo conseguir así. Mira, mira qué azul está el cielo y allí, allí abajo, el mar besando a la arena. Jajaja, fíjate, en realidad no somos más que puntos negros. ¿Me sigues? Seguro que piensas que estoy loca. Probablemente tengas razón, no lo sé. ¡Quisiera tanto poder ahora despertar y que nada fuera como antes ….aunque bueno, nunca nada será como antes, sino peor. ¡No has cerrado los ojos! ¿Por qué lloras?

Hacer el camino de Santiago en bici es lo que siempre había deseado. Ese año los astros se habían confabulado para que lo consiguiera:Mes libre, dinero suficiente, buena salud, tiempo excelente...
Cuando solo llevaba unos kilómetros recorridos choco.Al abrir los ojos la escena le pareció surrealista:Un ciervo yacía a su derecha respirando con dificultad. Era enorme y podía sentir su olor a piel húmeda y barro.
Un hombre, vestido de un uniforme, le cogía la cabeza con delicadeza:
-¿Nos conocemos?
Ella sintió que comenzaba el viaje más apasionante de su vida:
-En esta vida, al menos, no...

4 comentarios:

Any dijo...

Buenas. Muchas gracias por escogerme como una de las finalistas. La verdad es que hay relatos de muy buena calidad, había leído la mayoría de los finalistas y son muy buenos.

Por supuesto que aquí estaré para el próximo concurso. Un saludo. Y gracias de nuevo.

andrea dijo...

Buff, acabo de leer todos los relatos y me he quedado de piedra...Coincido con Any en que hay relatos muy buenos, por ello me sonrojo y os doy las gracias.

mar dijo...

Muchas gracias por tener el honor de aparecer entre las finalistas.
Hay mucho nivel en estos relatos.
Gracias emocionadas.
Un besito.Mar

Cynthia Leirós dijo...

Mil gracias por tenerme entre los finalistas!! la verdad, es que hay escritos magnificos. La mayorías que lei sin contar los seleccionados son una pasada :)
Por supuesto que participaré en el próximo!

Un saludo a todos!