Grandes inicios

miércoles, 7 de enero de 2009

Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía…
había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo…”
**************************
Por muy obvio y absurdo que resulte un libro se suele empezar por el inicio. Salvo extraños libros que juegan con el lector en “pasa página” o similares, lo primero que encontramos cuando abrimos un libro es una primera página que puede marcar el devenir del libro, o incluso para algunas personas su final.

Es un tanto arriesgado dejar de leer un libro en la primera página, pues nunca sabes lo que te puede deparar la siguiente, pero sobre gustos…

Pues bien, el extracto que había al principio de la entrada pertenece a (100 años de soledad), y es que para el que aquí escribe le parece el mejor inicio que ha leído.
Evidentemente me falta mucho por leer, pero de lo que a mis enjutas espaldas llevo, estas fueron las palabras que más rápidamente me atraparon.

Aunque, ¿puede un página decirte si un libro es bueno?, o ¿malo? ¿Unas cuantas frases pueden dejarte atrapado en la lectura?

3 comentarios:

Lidia dijo...

Mis favoritos: uno clásico y otro contemporáneo.

El mejor inicio de un clásico es (oh, sorpresa) el de Moby Dick, de Herman Melville:

"Llamadme Ismael. Hace unos años (no importa exactamente cuánto), teniendo poco o ningún dinero en mi bolsa y nada especial que me interesara en tierra, pensé navegar un poco y ver la parte acuática del mundo. Es una manera que tengo de ahuyentar el hastío y regular la circulación. Siempre que se me empieza a mal torcer la boca, siempre que en mi alma es un desolado y lloviznoso noviembre; siempre que me descubro a mí mismo deteniéndome involuntariamente ante las funerarias y yendo a la cola de todos los entierros con los que me tropiezo; y en especial, siempre que mi neurastenia me ataca de tal modo que se requiere un fuerte principio moral para evitar que intencionadamente salte a la calle y metódicamente le tumbe a la gente el sombrero... entonces es cuando considero que ha llegado el momento apropiado para hacerse a la mar lo antes posible.".

Y el contemporáneo, el de La ciudad de cristal, de Paul Auster:

"Todo empezó por un número equivocado, el teléfono sonó tres veces en mitad de la noche y la voz al otro lado preguntó por alguien que no era él. Mucho más tarde, cuando pudo pensar en las cosas que le sucedieron, llegaría a la conclusión de que nada era real excepto el azar. Pero eso fue mucho más tarde. Al principio, no había más que el suceso y sus concecuencias. Si hubiera podido ser diferente o si todo estaba predeterminado desde que la primera palabra salió de la boca del desconocido, no es la cuestión. La cuestión es la historia misma, y si significa algo o no significa nada, no es la historia quien ha de decirlo."

Supongo que un buen principio es esencial; aunque por muy bueno que sea, si el resto de la historia no está a la altura, no hay nada que hacer... He empezado un montón de libros que prometían, pero he tenido que dejarlos tras unas páginas por aburrimiento o decepción.

¡Un saludo!

AS Capel dijo...

Uy que me ha tocado el "Llamadme Ishmael"... que gran comienzo. Posiblemente de los mejores de la literatura de todos los tiempos. Hace quedar en un ridículo espantoso a los "Era una tarde fría de otoño cuando J.L.Perales...".

Escribir un principio es como romper el sello; a veces impone, no sabes que vas a encontrar.

Pero es verdad que no hay límite sobre cuánto leer para saber a qué huele un libro. Personalmente antes de empezarlos los ojeo al azar, saltando de página en página leyendo no más de unos 3 párrafos. Si dejo de catarlo es mal augurio. Luego están los que lees por fiarte de recomendaciones; empiezas desde el principio con toda tu buena intención hasta que por lo normal se desinfla.

¿Para cuándo uno de finales?

Camy dijo...

"Declaro que una hermosa mañana, ya no sé exactamente a qué hora, como e vino en gana dar un paseo, me planté el sombrero en la cabeza, abandoné el cuarto de los escritos o de los espíritus, y bajé la escalera para salir a buen paso a la calle.""
Me pareció un buen comienzo. Sencillo y descriptivo y no me ha decepcionado. Uno de los últimos libros que he leído El Paseo de Robert Walser.
Un saludo